sábado, 16 de agosto de 2014

Agosteando 4. La cosa mas dulce

Creo que me gusta cocinar  desde que nací, tanto o mas que comer, que no es poca cosa en mi persona.

Las vacaciones del cole fueron siempre el momento perfecto para dejar fluir esas ganas de jugar en la cocina (gracias Mami). Me pasaba las mañana viendo dibujos en la tele y recortando recetas de las revistas de mi madre, para en la tarde torturar a la familia con la búsqueda de los ingredientes y lanzarme a la aventura.

A veces la cosa era bastante exótica, siempre cuento orgullosa que mi primer Croquembouche, lo hice con mi hermana Yve (la mayor controlando ese caramelo... me cachis!) cuando tenía 7 años y fue un éxito total, pero otras pasaba las horas horneando grandes tandas de merengues o suspiros como los llamamos nosotros, que desaparecían con la dramática rapidez con la que desaparecen las cosas mas dulces.

receta merengues




Mi Aníbal ha heredado ese placer por jugar, esperar, compartir y disfrutar que tiene la cocina, y con su nueva cámara pasa las horas persiguiendo con su objetivo a cualquier bichito que esté a su alcance, así que se ganó su delantal para amantes de la fotografía como premio por hacernos la merienda tarde tras tarde. Si quieres ver mas delantales puedes vistar este enlace o pasearte por mi tienda Etsy y ya que estas por ahí podrías contarme cuál es tu favorito ; )

Músiquita? que no falte! 



Buen fin de semana para todos y recuerda, "agosteando" es una pequeña bitácora de nuestro mes favorito del año. Si te apetece agostear con nosotras, crea un apartado especial al pie de tu entrada, con vínculo a mi blog, y envíame tu post como comentario por aquí, para que lo sepamos y pueda mencionarte en nuestros posts y redes sociales.
Estan agosteando conmigo:  La casa de la Playa y La Ecocosmopolita que nos ira contando de sus vacaciones urbanas en familia y algún consejo eco que no puede faltar.

4 comentarios:

  1. Ese cocinero es el mejor y mas guapo ..... Por cierto, hablando del croquenbuche, debo hacer 100 minis para un matrimonio...me vendría de perlas una ayudadita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Mamiii! sabes que yo que tengo memoria de pez, solo recuerdo lo que pasa dentro de las cocinas, asi que recuerdo perfectamente hasta que recuerda usamos. Mmmm... tendremos que hacerlos por aqui también, sin duda de mis pasteles favoritos

      Eliminar
  2. Eso después de haber hecho muuuuuuchos profiteroles. Vamos que la choux ya la hacíamos con los ojos cerrados. Y la magia con la que aparecía ese hueco mágico, perfecto para rellenarlos de crema pastelera. mmm.... Y yo si es verdad que en la vida, jamás he vuelto a hacer esas cosas. Y el glaseado, ¡eso también era mágico. Ayyy qué ganas... Por cierto, que hace poco quise detenerme para fotografiar en una tienda de segunda mano un procesador igualito a aquel que mami heredó de titita y que usábamos para batir, entre otros usos. Al que se le adaptaba un molino que creo que nunca tuvimos, o poco usamos. Pero claro, iba con prisas y se quedaron sin foto. Qué ganas de pastelear juntas de nuevo me han entrado :)

    ResponderEliminar
  3. Madre mia qué pinta!! con lo que me gusta a mi el merengue me animo a hacerlo xD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...