viernes, 25 de mayo de 2012

mmmm... viernes!

Nos encantan los viernes. Los chicos salen felices del cole y yo los espero contenta. Dos días para despertarnos sin alarma, desayunar tortitas, ir a la playa (ejemm.. ya sé que siempre vamos a la playa) pero ahora sin pensar en la hora de regreso, ni en la de almorzar; cada uno siguiendo su ritmo natural y compartiendo juntos.

Tenía este post a medio acabar para el viernes pasado, el sábado era el cumple de mi mami y me parecía la excusa perfecta para volver a hacer una entrada semi cocinilla, pero la semana se enredó y no logré hacerlo hasta hoy, viernes otra vez, ¿casualidad? y aunque no hacen faltas muchas excusas para celebrar que tenemos por delante otro riquísimo fin de semana de sol, me daré el lujo de darles tres:

-Ya va una semana de mi curso de fotografía con Jackie Rueda y lo estoy disfrutando como una enana.

-Mi hermana está haciendo un libro de nutrición delicioso y que me lo he pasado pipa ayudándola desde lejos.

-Mi mejor amiga mundial está ahora conectada 24 horas al día, al alcance de mi mano, desde el otro lado del planeta ^.*.

Todo, todísimo gracias a la tecnología, señoras y señores. Ser una inmigrante en esta era ya casi no tiene mérito.

Bueno les regalo este post a estas cuatro mujeres fantásticas y así celebramos todas juntas.





Estamos enviciados con ese falso mojito sin alcohol. Nosotros no tomamos refrescos, pero aquí ya empezó el veranito canario y siempre apetece algo fresquito y, puestos a pedir, también rico, sano, que no nos deje tumbados en la hamaca y que nos guste a todos en casa.

Ingredientes:

Para la infusión de hibiscus: 

Yo preparo un gran bote de infusión que tengo fresquita de la nevera y de ahí vamos preparando cada vez que nos apetece. 
1 lt de agua hirviendo
1/4 de taza de flores de hibiscus
Dejar las flores en el agua tapaditas para hacer la infusión. Cuando esté fría, filtrar y pasar a una bote, completar con un litro de agua y mantener bien fría en la nevera.

El mojito: 

1 cucharada de azúcar morena.
1 rama de hierba buena
1/2 pomelo rosado
200 ml de infusión de hibuscus  
Hielo, mucho hielo : )




Pon en un vaso el azúcar y la hierba buena y, con ayuda de un mortero, tritura las hojas hasta que el azúcar esté empapada con su perfume. Añade el zumo de pomelo y el hielo, mézclalo y completa con el hibiscus.
Sonríe, descansa, comparte y disfrútalo!
 Y tu, tienes una excusa para que celebremos?

6 comentarios:

  1. Buenas fotos adri!!!
    Un abrazote.
    Daniel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El super green bloger! un abrazo trasatlantico Dani

      Eliminar
  2. Mmmmmmmmm que ricura!! Yo quiero!! Me acabo de ir y ya los extraño, el próximo veranito voy por mi mojito sin alcohol <3.

    Me encanta que estes en tu curso de fotografía ya!

    Te quiero.

    Besos para las 4 mujeres también.

    Muacks

    ResponderEliminar
  3. Qué rico!!
    gracias por compartir tu ilusión con nosotras
    :))
    Vero

    ResponderEliminar
  4. Uao parece una algo ultra refrescante y delicioso. Hay que intentarlo ràpidamente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...